5 formas de reiniciar la economía alimentaria mundial para que sea más saludable para todos

5 formas de reiniciar la economía alimentaria mundial para que sea más saludable para todos Shutterstock.com

COVID-19 ha demostrado cuán dañina la mala salud puede ser por la economia. Pero también ha demostrado cómo las medidas que benefician la salud (bloqueos) pueden verse como una mala prosperidad económica. Una paradoja similar está en el centro de la promoción de mejores dietas.

La mala alimentación es la principal causa de mala salud en el mundo. La desnutrición, desde la desnutrición hasta la obesidad, afecta al menos un tercio de la población mundial. También es un problema de desigualdad: los desafíos relacionados con la dieta afectan de manera desproporcionada a las personas más pobres, haciendo el desafío económico aún mayor.

La mala nutrición también cuesta caro a las empresas. UNA su informe más reciente por el instituto de investigación Chatham House estima que las empresas de todo el mundo pierden hasta US $ 38 mil millones (£ 29 mil millones) al año debido a la desnutrición y la obesidad entre su fuerza laboral. Sin embargo, cuando los gobiernos intentan sacar los alimentos poco saludables del centro de atención y colocar los alimentos más nutritivos en el centro del escenario, por lo general chocan con los argumentos económicos de que cualquier regulación perjudicará a las empresas.

COVID-19 ha demostrado que es hora de cambiar. Obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas asociadas con dietas poco saludables aumentan el riesgo de complicaciones del virus (un punto que no se le escapa al primer ministro británico, Boris Johnson, que tuvo su propia batalla con el virus).

También hay predicciones de que la pandemia conducirá a una crisis de desnutrición. A medida que aumentan las discusiones sobre cómo renovar la economía mundial y repensar el sistema económico, la comida debe ser parte de nuestro pensamiento.

Este plan de cinco puntos podría hacer el trabajo de restablecer la economía alimentaria a corto plazo, lo que le permitirá florecer y nutrirse a largo plazo.

1. Financiamiento de alimentos saludables

Los alimentos más saludables cuestan más. Es necesario invertir a lo largo de la cadena de valor de los alimentos para que una dieta saludable sea más asequible para los 3 millones de personas en todo el mundo que no puedo pagar uno.


Obtenga lo último de InnerSelf


El gasto público en agricultura, como los subsidios para fertilizantes, los pagos directos a los agricultores y los programas de fitomejoramiento, así como las políticas para atraer inversiones del sector privado, tiende a favorecer cultivos como el maíz, el aceite de palma, el arroz y la soja.

Estos cultivos dominan el industria alimentaria poco saludable y dejar niños en países de bajos ingresos desnutrido. Esta inversión podría reasignarse para diversificar y construir cadenas de suministro para alimentos más nutritivos como frutas, verduras, frijoles y cereales integrales.

El tractor rocía pesticidas en el campo de soja. Los componentes básicos de la mayoría de la comida chatarra están fuertemente subsidiados. Shutterstock

También se necesita inversión en las cadenas locales de suministro de alimentos, conectando a los productores de alimentos nutritivos más pequeños y sostenibles con los consumidores que más los necesitan. Las iniciativas de comercio electrónico están creciendo a raíz de COVID-19 en muchos países de bajos ingresos y podrían desarrollarse.

Centros de alimentos que llevan alimentos de los productores a los clientes comerciales o directamente a los consumidores también están creciendo. Esto respaldaría las economías alimentarias locales en países ricos y pobres.

La financiación innovadora es una parte vital del panorama. Por ejemplo, la Alianza Global para la Mejora de la Nutrición, una organización que trabaja para mejorar el consumo de alimentos nutritivos, tiene un programa cultural, social y deportivo. que fomenta la inversión en empresas de alimentos nutritivos en países de ingresos bajos y medianos. Se trata de pequeñas y medianas empresas que desempeñan un papel importante en la creación de empleo y el impulso de las economías regionales.

En Londres, el Fondo de buena comida es un nuevo acelerador de empresas y fondo de riesgo de £ 1.8 millones diseñado para respaldar a las pymes y empresas emergentes para producir bocadillos más saludables para los niños.

2. Haz que la comida chatarra sea menos atractiva

Es relativamente fácil ganar dinero vendiendo bocadillos baratos tanto a niños como a adultos. Las empresas compiten entre sí para tentar a los consumidores de todo el mundo, desde Dakar hasta Dublín. UNA pequeña cantidad de regulación incentivaría la competencia sana, en lugar de la malsana.

El hecho de que durante el bloqueo algunas grandes corporaciones hayan estado compitiendo por una mayor participación de mercado para sus galletas, pizzas y hamburguesas muestra que mientras las empresas tengan el incentivo para promocionar productos poco saludables, continuarán haciéndolo.

En Chile, por ejemplo, el gobierno introdujo regulaciones estrictas y completas que obligan a los fabricantes de alimentos a etiquetar y comercializar claramente sus productos con lo saludables (o insalubres) que son. Esto permitió a los innovadores competir con la industria de la comida chatarra y atraer a la salud consciente. Del mismo modo, los impuestos sobre las bebidas azucaradas en muchos países han incentivado a la industria a producir productos más saludables.

3. Beneficio con propósito

Otra forma de lograr que las empresas alimentarias vendan productos más saludables es a través de mecanismos de gobierno corporativo. En lugar de centrarse en las ganancias de los accionistas, las empresas de alimentos podrían establecer la salud relacionada con la dieta como un objetivo central.

Aquí, hay un amplio margen para unirse a las crecientes filas de "Corporaciones B". Estas son empresas que enfatizan el “desempeño social y ambiental” junto con el valor para los accionistas. Esto podría incluir fácilmente la salud como métrica para las empresas alimentarias.

4. Redefiniendo el éxito

Se necesita un nuevo paquete de métricas saludables para definir cómo se ve el éxito para las empresas alimentarias, grandes y pequeñas. los Índice de acceso a la nutrición, por ejemplo, evalúa a las empresas alimentarias mundiales en función de lo bien que abordan la obesidad y las enfermedades relacionadas con la dieta. En el Reino Unido, el Fundación de alimentos ha propuesto métricas para que los inversores evalúen qué tan bien las empresas están gestionando los riesgos y las oportunidades en la transición hacia alimentos más saludables.

5. El sector público lidera el camino

Decenas de ciudades de todo el mundo ya tienen estándares de contratación pública que aseguran que los millones de comidas que sirven a diario en escuelas, guarderías, hospitales y prisiones son saludables, al tiempo que proporcionan mercados estables para apoyar a las partes vulnerables de la economía.

En los programas de "alimentación escolar de cosecha propia" y "de la granja a la escuela", por ejemplo, los presupuestos públicos se utilizan para comprar alimentos saludables de agricultores familiares más pequeños, al tiempo que se garantiza que los niños estén bien alimentados. Evidencia de Nepal y el United States muestra que si se diseñan bien, estos programas funcionan.

Implementar este plan de cinco puntos tendrá sus desafíos. Pero cada elemento ya ha sido probado y probado. Todo es factible. La tarea ahora es implementarlos como un paquete para asegurar que los diferentes elementos estén en su lugar para reutilizar la economía alimentaria, y de hecho reformar la economía global, para una alimentación mejor y más saludable.

El coronavirus ha resaltado que el público está ansioso por ver un liderazgo valiente. Ahora es el momento de intensificar y garantizar que tengamos una economía que sea nutritiva y floreciente.La conversación

Sobre el Autor

Corinna Hawkes, profesora de política alimentaria, Ciudad, Universidad de Londres

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haz clic aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

Boletín de InnerSelf: Septiembre 20, 2020
by InnerSelf Personal
El tema del boletín de esta semana se puede resumir como "usted puede hacerlo" o más específicamente "¡nosotros podemos hacerlo!". Esta es otra forma de decir "usted / nosotros tenemos el poder de hacer un cambio". La imagen de…
Lo que funciona para mí: "¡Puedo hacerlo!"
by Marie T. Russell, InnerSelf
La razón por la que comparto "lo que funciona para mí" es que también puede funcionar para usted. Si no es exactamente de la forma en que lo hago, ya que todos somos únicos, alguna variación de la actitud o el método puede muy bien ser algo ...
Boletín de InnerSelf: Septiembre 6, 2020
by InnerSelf Personal
Vemos la vida a través de los lentes de nuestra percepción. Stephen R. Covey escribió: "Vemos el mundo, no como es, sino como somos, o como estamos condicionados para verlo". Así que esta semana, echamos un vistazo a algunos ...
Boletín de InnerSelf: agosto 30, 2020
by InnerSelf Personal
Los caminos por los que viajamos en estos días son tan antiguos como los tiempos, pero son nuevos para nosotros. Las experiencias que estamos teniendo son tan antiguas como los tiempos, pero también son nuevas para nosotros. Lo mismo ocurre con el ...
Cuando la verdad es tan terrible que duele, actúe
by Marie T. Russell, InnerSelf.com
En medio de todos los horrores que están ocurriendo estos días, me inspiran los rayos de esperanza que brillan a través de ellos. Gente común que defiende lo que está bien (y contra lo que está mal). Jugadores de béisbol,…