¿Estamos listos para aumentar los impuestos a los ricos?

¿Estamos listos para aumentar los impuestos a los ricos?

Desigualdad económica Es alto y en ascenso. Al mismo tiempo, muchos gobiernos están luchando por equilibrar los presupuestos mientras mantienen el gasto para programas populares.

A medida que los aspirantes a la Casa Blanca, otros políticos y votantes debaten si es hora de empapar una vez más a los ricos para distribuir su riqueza, es útil considerar lo que llevó a los gobiernos anteriores, el nuestro y el de otros, a aumentar sus impuestos.

Investigamos los debates y las políticas fiscales en los países 20 desde 1800 hasta el presente para nuestro libro "Gravar a los ricos: una historia de justicia fiscal en los Estados Unidos y Europa ". Nuestra investigación muestra que son los cambios en las creencias sobre la equidad, y no la desigualdad económica o la necesidad de ingresos solo, lo que ha impulsado las principales variaciones en los impuestos sobre los altos ingresos y la riqueza en los últimos dos siglos.

En general, las sociedades gravan a los ricos cuando la gente cree que el estado ha privilegiado a los ricos, por lo que la justicia exige que los ricos sean gravados más que el resto. Para entender si los votantes de hoy están listos para gravar a los ricos, es necesario identificar las condiciones políticas y económicas que impulsan estas creencias.

Debatir impuestos

Los debates sobre impuestos generalmente giran en torno al interés propio (a nadie le gusta pagar impuestos), la eficiencia económica (las políticas fiscales deberían ser buenas para el crecimiento económico) y la equidad (el estado debe tratar a los ciudadanos como iguales).

Si bien es fácil ver cómo el interés propio y las consideraciones sobre el crecimiento económico influyen en los cambios en la política fiscal, es más difícil discernir cómo la justicia se ajusta a la ecuación. De hecho, nuestra investigación sugiere que la equidad ha jugado un papel clave en la generación de un consenso sobre el aumento de los impuestos a los ricos o la reducción de ellos.

Los políticos y otros tienden a usar tres argumentos sobre la equidad para apoyar u oponerse a gravar a los acomodados:

  1. Los argumentos de "igualdad de trato" afirman que todos deberían pagar impuestos a la misma tasa, al igual que todos tienen un voto.

  2. Los argumentos de "capacidad de pago" sostienen que los estados deberían gravar a los ricos a tasas más altas porque pueden permitirse pagar más en comparación con todos los demás.

  3. Los argumentos "compensatorios" sugieren que es justo gravar a los ricos a tasas más altas cuando esto compensa el trato desigual del estado en alguna otra área política.

En los últimos años de 200, de todos los diversos argumentos utilizados para apoyar el aumento de los impuestos a los ricos, nuestra investigación sugiere que los reclamos compensatorios, especialmente durante las guerras de movilización masiva, han sido los más poderosos.

Cuando estos argumentos son creíbles, un consenso para gravar a los ricos da forma a la formulación de políticas.

Hora de gravar a los ricos

Los argumentos compensatorios fueron importantes en el desarrollo temprano de los sistemas de impuestos sobre la renta en el siglo 19th cuando se argumentó que los impuestos sobre la renta sobre los ricos eran necesarios para contrarrestar los fuertes impuestos indirectos (por ejemplo, impuestos sobre las ventas) que cayeron desproporcionadamente sobre la clase pobre y media.

El cuadro a continuación muestra cuándo los países aumentaron o bajaron los impuestos sobre los ricos, en función de los ingresos máximos promedio y las tasas de herencia desde 1800.

¿Estamos listos para aumentar los impuestos a los ricos?

Como puede ver, el verdadero momento decisivo para gravar a los ricos en muchos países llegó en 1914. La era de las dos guerras mundiales y sus secuelas fue una en la que los gobiernos gravaron a los ricos a tasas que anteriormente habrían parecido inimaginables.

De hecho, como lo demuestra nuestra investigación, las justificaciones compensatorias más significativas para aumentar los impuestos a los ricos han sido preservar el sacrificio igual en guerras de movilización masiva, como las Guerras Mundiales I y II. Esto fue cierto tanto para los gobiernos de izquierda como de derecha.

Estos conflictos obligaron a los estados a formar grandes ejércitos a través del servicio militar obligatorio, y tanto ciudadanos como políticos argumentaron que debería haber un servicio militar obligatorio obligatorio.

El siguiente gráfico muestra este efecto claramente al comparar las tasas promedio en países que se movilizaron y no se movilizaron para la Primera Guerra Mundial.

¿Estamos listos para aumentar los impuestos a los ricos?

Conscripting riqueza

Si la movilización para la guerra de masas es cuando ocurrieron cambios importantes en los impuestos a los ricos, ¿cómo sabemos que el efecto de estas guerras se debió a cambios en las consideraciones de equidad?

Como examinamos en detalle en nuestro libro, cuando los países cambiaron de la paz a la guerra, o al revés, también hubo un cambio en el tipo de argumentos de equidad tributaria formulados. En tiempos de paz, los debates sobre si es justo gravar al centro rico por la igualdad de trato frente a la capacidad de pagar argumentos. Fue principalmente durante los tiempos de guerra que los partidarios de gravar a los ricos pudieron presentar argumentos compensatorios.

Un ejemplo de este tipo de argumento es el siguiente: si los pobres y la clase media están luchando, entonces se debería pedir a los ricos que paguen más por el esfuerzo de guerra. O, si algunas personas ricas se benefician de las ganancias de la guerra, esto crea otro argumento compensatorio para gravar a los ricos.

El siguiente gráfico muestra cómo cambió la composición de los argumentos de equidad en los debates parlamentarios en el Reino Unido antes y después de la Primera Guerra Mundial.

¿Estamos listos para aumentar los impuestos a los ricos?

También descubrimos que estos argumentos compensatorios tuvieron el mayor impacto en las democracias, como el Reino Unido y los Estados Unidos, en los que la idea de que los ciudadanos deben ser tratados como iguales es la más fuerte.

¿Por qué disminuyeron los impuestos a los ricos?

Aunque las tasas impositivas sobre los ricos se mantuvieron altas durante algunas décadas después de las principales guerras del siglo 20, han disminuido sustancialmente en los últimos años 40. ¿Esta disminución nos da más pistas sobre los determinantes a largo plazo de qué argumentos funcionan para imponer impuestos más altos a los ricos?

El factor más importante ha sido que en una era en la que la tecnología militar favorece formas de guerra más limitadas (misiles de crucero y drones en lugar de botas en el suelo), los viejos argumentos compensatorios de tiempos de guerra ya no pueden usarse en los debates fiscales nacionales. Sin conscripción, estos argumentos no son creíbles.

En esta nueva era tecnológica, los defensores de la reducción de impuestos a los ricos han argumentado que la equidad exige un trato igualitario, mientras que los defensores de gravar a los ricos se han visto obligados a recurrir a la capacidad tradicional de pagar argumentos: que los ricos deberían pagar más porque pueden pagar eso. Sin argumentos compensatorios, en la mayoría de los países el consenso por los altos impuestos a los ricos se erosionó con el tiempo.

También consideramos el papel que las preocupaciones cambiantes sobre los incentivos económicos y el papel de la globalización pueden haber jugado en la disminución de las tasas, pero encontramos poca evidencia cuando se trata de impuestos sobre la renta y el patrimonio personal.

Lo que esto significa hoy

¿Qué podemos concluir para los debates fiscales de hoy de todo esto?

Nuestra investigación sugiere que no debemos esperar altas y creciente desigualdad solo para llevar a un retorno a las altas tasas impositivas máximas de la era de la posguerra, cuando los impuestos estadounidenses alcanzaron un máximo de más del 90 por ciento. Esta es la lección a extraer de la historia, y también se ajusta a lo que muchos votantes estadounidenses prefieren hoy.

Cuando realizamos una encuesta para nuestro libro sobre una muestra representativa de estadounidenses, encontramos solo un apoyo minoritario para implementar un programa de impuestos con impuestos radicalmente más altos sobre los ricos que el que existe en la actualidad.

Al mismo tiempo, a los ciudadanos todavía les importa mucho la equidad. Al igual que en otras épocas no dominadas por la movilización de la guerra, sus creencias de equidad están formadas principalmente por la igualdad de trato y la capacidad de pagar puntos de vista, sin un consenso para las altas tasas.

Aún así, aunque parece haber un espacio limitado para grandes cambios en las tasas máximas legales o marginales, los puntos de vista contemporáneos sobre la equidad sugieren que habría apoyo para reformas importantes para que los ricos paguen más. eficaz las tasas.

En los Estados Unidos, a veces los ricos en realidad pagar una tasa impositiva efectiva más baja que todos los demás debido a lagunas y otros privilegios en el código tributario. Este es el argumento principal a favor de la Regla de Buffett, llamado así por el inversor multimillonario Warren Buffett.

Los ricos que pagan una parte menor de sus ingresos que todos los demás violan claramente nuestro sentido de justicia, ya sea que usted defienda la igualdad de trato para todos los contribuyentes o si argumenta que los ricos deberían pagar más porque están en mejores condiciones. Las reformas para abordar estos privilegios deberían ser algo en lo que ambos grupos puedan estar de acuerdo.

Acerca de los Autores

Kenneth Scheve, profesor de ciencias políticas, Universidad de Stanford. Sus proyectos de investigación actuales incluyen estudios comparativos que examinan el papel de las preferencias sociales en la formación de opinión sobre la política fiscal, la política comercial y la cooperación ambiental internacional, así como el trabajo sobre los orígenes políticos de los cambios en la desigualdad de la riqueza en los siglos 19 y 20.

David Stasavage, Julius Silver Profesor, Departamento de Política, Universidad de Nueva York. Su trabajo abarca varios campos diferentes y actualmente se centra en dos áreas: el desarrollo de las instituciones estatales a largo plazo y las políticas de desigualdad.

Este artículo se publicó originalmente el La conversación. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haga click aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haga click aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haga click aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haga click aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak