Las tasas de interés negativas podrían estar llegando. ¿Qué significaría esto para los prestatarios y los ahorradores?

Las tasas de interés negativas podrían estar llegando. ¿Qué significaría esto para los prestatarios y los ahorradores?
www.shutterstock.com

Se está gestando una disputa en los pasillos del poder financiero. El Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) informó recientemente a los bancos comerciales que el tasa de efectivo oficial podría pasar de lo apenas positivo a lo negativo.

En este momento, el RBNZ está retrasando tal movimiento a favor de otro estímulo monetario medidas. Pero los grandes bancos oponerse firmemente tasas negativas, argumentando que han tenido un éxito limitado en el extranjero y que la tecnología bancaria del país no está a la altura.

Para el banco central, sin embargo, sigue siendo una opción para estimular el gasto, la inversión y el empleo como parte de la recuperación del COVID-19. Al reducir el costo de los préstamos, la actividad económica se recupera, o eso dice la teoría.

Entre los que recurren a una política monetaria no convencional se encuentran Japón, Suiza y la Unión Europea. Rango de tasas negativas del –0.1% al –0.8% para niveles seleccionados de depósitos del banco central.

En el pasado, los cambios en las tasas de efectivo se han traducido en cambios en las tasas de préstamos y depósitos. Por ejemplo, un 25-punto base La caída en la tasa de efectivo puede resultar en un ahorro anual de intereses de $ 2,500 en un préstamo de NZ $ 1 millón.

Sin embargo, con las bajas tasas de interés actuales, estos cambios ya no se transmiten, lo que limita significativamente los poderes del RBNZ.

Sí, el banco te paga para pedir prestado

Puede parecer una locura, pero si la tasa de interés de los préstamos es negativa y usted pide prestada una cantidad en términos de solo interés, el banco realmente le paga intereses cada período. Por ejemplo, Jyske Bank en Dinamarca es ofreciendo pagos de intereses negativos reduciendo efectivamente el período de amortización.


 Obtenga lo último de InnerSelf


Los bancos deberían sentirse cómodos ofreciendo tasas negativas a los prestatarios si, a su vez, los propios bancos tienen ahorros y otros fondos a tasas aún más bajas.

Pero este es el problema: ¿por qué los ahorradores pagarían a los bancos para aceptar depósitos? Primero, pueden mantener sus inversiones en efectivo a una tasa de interés cero en lugar de pagar a un banco. En segundo lugar, pueden optar por invertir en activos de mayor riesgo con tasas de interés positivas.

Debido a esto, solo los depositantes muy grandes (con capacidad limitada para almacenar efectivo) tienden a dejar su dinero en bancos que ofrecen tasas negativas, mientras que los depositantes ordinarios reciben una tasa de cero o más.

Pero, ¿funcionan las tasas negativas?

Podría decirse que la era de la política monetaria como herramienta para estimular la inversión y la actividad económicas ha llegado a su fin. Las tasas negativas no se traducen necesariamente en inversión productiva y crecimiento.

Los países que se han vuelto negativos no han logrado los aumentos esperados en el gasto y la inversión. Además, la dificultad de traspasar las tasas negativas a los depositantes significa que las tasas de préstamos y depósitos ya no siguen la tasa de efectivo.

Esto también es evidente en Australia, donde una caída de la tasa de efectivo del 0.25% al ​​0.15% ha no ha sido transmitido a prestatarios hipotecarios, excepto en áreas aisladas como préstamos a tasa fija.

El siguiente cuadro compara la tasa variable promedio de las hipotecas con la tasa de efectivo de Nueva Zelanda, y la brecha aumenta con el tiempo. Los gráficos de Australia y otras economías desarrolladas serían comparables.

El Banco de la Reserva de Australia (RBA) ha aconsejado a los prestatarios que cambiar prestamistas si no traspasan los recortes de tipos. Pero es poco lo que los bancos centrales pueden hacer para compensar este problema sistémico.

¿Cuáles son los riesgos?

Es poco probable que las tasas de interés negativas sean la respuesta correcta a los actuales choques de COVID. En lugar de generar un mayor gasto, tendemos a ver lo contrario: más ahorro.

Sin embargo, a largo plazo, los depositantes buscarán mayores retornos y trasladarán sus fondos a clases de activos más riesgosas, incluidos los mercados inmobiliarios, lo que hará subir los precios y reducirá la asequibilidad para los nuevos compradores.

La mayoría de los economistas están de acuerdo en que la inflación no es una preocupación por ahora. Pero, ¿y a medio plazo? Si las tasas de interés vuelven a subir, las hipotecas altamente apalancadas pueden ser difíciles de atender.

De cualquier manera, las tasas negativas no son una solución a largo plazo para los desafíos económicos actuales. Necesitamos encontrar formas de hacer que la economía nacional sea más flexible, requiriendo menos intervenciones de rescate.

La fragilidad de las cadenas de suministro y el movimiento aún limitado de mano de obra, bienes y servicios deben ser prioridades. Las nuevas tecnologías pueden convertirse en clave: las innovaciones que permiten trabajar desde casa y organizar actividades en línea ya han salvado industrias enteras.

Además, el propio sistema bancario necesita una reforma. Los bancos trabajan bajo la suposición de choques que se producen una vez cada mil años, ¡pero hemos visto dos en los últimos 13 años!

Después de la crisis financiera mundial de 2008, se establecieron colchones de seguridad en los sistemas financieros. Por ejemplo, los requisitos de capital bancario se establecieron altos para reducirlos en las recesiones económicas. ¿Sería ahora el momento adecuado para acabar con ellos en lugar de insistir en que se mantengan?

Más allá de alcanzar tasas negativas, la necesidad de repensar los fundamentos económicos y crear sistemas que sean más resistentes a los impactos globales deberían ser las lecciones duraderas de COVID-19.

Sobre el AutorLa conversación

Harry Scheule, profesor de finanzas, UTS Business School, Universidad de Tecnología de Sydney

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haz clic aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haz clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

 Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

¿Tomando lados? ¡La naturaleza no escoge los lados! Trata a todos por igual
by Marie T. Russell
La naturaleza no toma partido: simplemente le da a cada planta una oportunidad justa de vivir. El sol brilla sobre todos sin importar su tamaño, raza, idioma u opiniones. ¿No podemos hacer lo mismo nosotros? Olvida nuestro viejo ...
Todo lo que hacemos es una elección: ser conscientes de nuestras elecciones
by Marie T. Russell, InnerSelf
El otro día me estaba dando una "buena charla" ... diciéndome a mí misma que realmente necesito hacer ejercicio con regularidad, comer mejor, cuidarme mejor ... Ya te haces una idea. Fue uno de esos días en que yo ...
Boletín de InnerSelf: 17 de enero de 2021
by InnerSelf Personal
Esta semana, nuestro enfoque es la "perspectiva" o cómo nos vemos a nosotros mismos, las personas que nos rodean, nuestro entorno y nuestra realidad. Como se muestra en la imagen de arriba, algo que parece enorme, para una mariquita, puede ...
Una controversia inventada: "nosotros" contra "ellos"
by Robert Jennings, InnerSelf.com
Cuando las personas dejan de pelear y comienzan a escuchar, sucede algo gracioso. Se dan cuenta de que tienen mucho más en común de lo que pensaban.
Boletín de InnerSelf: 10 de enero de 2021
by InnerSelf Personal
Esta semana, a medida que continuamos nuestro viaje hacia lo que ha sido, hasta ahora, un tumultuoso 2021, nos enfocamos en sintonizarnos con nosotros mismos y aprender a escuchar mensajes intuitivos, para vivir la vida que ...