Por qué amanece el día en una semana laboral de cuatro días

Por qué amanece el día en una semana laboral de cuatro días Durante la pandemia de COVID-19, se abre una ventana para que las buenas ideas pasen de la periferia a la corriente principal, y eso incluye una semana laboral de cuatro días. (Simon Abrams / Unsplash)

Como cualquier crisis, la pandemia de COVID-19 es una oportunidad para repensar cómo hacemos las cosas.

A medida que nos acercamos a la marca de los 100 días desde que se declaró la pandemia, un área que recibe una atención significativa es el lugar de trabajo, donde se abre una ventana para que las buenas ideas pasen de la periferia a la corriente principal.

Por ejemplo, cuando millones de canadienses más comenzó a trabajar desde casa, muchas empresas se vieron obligadas a experimentar con el teletrabajo. Curiosamente muchos ahora dicen que continuarán después de que pase la pandemia, porque beneficia a empleadores y empleados por igual.

Otra idea, menos probada que el teletrabajo, está generando rumores: la semana laboral de cuatro días. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern planteó la posibilidad de una semana laboral acortada como una forma de dividir los trabajos, alentar el turismo local, ayudar con el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada y aumentar la productividad.

Como sociólogo que enseña sobre el trabajo y escribió un libro sobre productividadCreo que tiene razón.

No es un horario comprimido

Una semana laboral de cuatro días no debe confundirse con un horario comprimido que hace que los trabajadores aprieten 37.5 a 40 horas de trabajo en cuatro días en lugar de cinco. Por razones que deberían quedar más claras a continuación, eso no nos ayudará ahora.

Una verdadera semana laboral de cuatro días implica un tiempo completo de aproximadamente 30 horas en lugar de 40. Hay muchas razones por las cuales esto es atractivo hoy: las familias son luchando por cubrir el cuidado infantil en ausencia de guarderías y escuelas; los lugares de trabajo están tratando de reducir la cantidad de empleados que se congregan en oficinas cada día; y millones de personas han perdido sus trabajos.


Obtenga lo último de InnerSelf


Una semana laboral más corta podría permitir a los padres improvisar el cuidado de los niños, permitir que los lugares de trabajo escalonen la asistencia y, en teoría, permitir que el trabajo disponible se divida entre más personas que necesitan empleo.

La semana laboral más corta y progresiva no implica reducciones salariales. Esto suena loco, pero se basa en una investigación revisada por pares sobre semanas de trabajo más cortas, que encuentra los trabajadores pueden ser tan productivos en 30 horas como lo son en 40, porque pierden menos tiempo y descansan mejor.

Por qué amanece el día en una semana laboral de cuatro días A la mayoría de los empleados probablemente no les importaría gastar su propio dinero en artículos esenciales proporcionados en la oficina a cambio de una semana laboral de cuatro días. (Jasmin Sessler / Unsplash)

Las semanas de trabajo más cortas reducen la cantidad de días de enfermedad tomados, y en su día libre adicional, los empleados no usan el papel higiénico o los servicios públicos de la oficina, lo que reduce los costos de sus empleadores. Por lo tanto, si bien es contraintuitivo, es posible que las personas trabajen menos con el mismo salario mientras mejorando el resultado final de su empleador. Que la gente tenga que gastar más de su propio dinero en papel higiénico es una concesión que la mayoría de los trabajadores probablemente aceptaría.

El mismo cuerpo de investigación también tiene hallazgos más predecibles: a la gente le gusta trabajar menos.

Moralidad del trabajo arraigada

Si tiene mucho sentido, ¿por qué no tenemos una semana de cuatro días? Resulta que esta pregunta tiene más de 150 años.

Parte de la respuesta se refiere a la logística involucrada en la transformación de todo nuestro sistema de trabajo, esa no es la respuesta completa. Después de todo, la semana laboral se ha reducido antes, por lo que técnicamente se puede volver a hacer.

El resto de la razón tiene sus raíces en el capitalismo y la lucha de clases.

Pensadores de Paul Lafargue ("El derecho a ser perezoso", Publicado por primera vez en 1883) a Bertrand Russell ("En alabanza de la ociosidad", De 1932) y Kathi Weeks ("El problema con el trabajo”, De 2012) han concluido que resistimos las reducciones del tiempo de trabajo frente a la evidencia de apoyo, y nuestros propios deseos de más tiempo libre, debido a la moralidad arraigada del trabajo y la resistencia por parte de“ los ricos ”a“ la idea de que el los pobres deberían tener tiempo libre ", en palabras de Russell.

Estamos extremadamente apegados a la idea de que el trabajo duro es virtuoso, las manos ociosas son peligrosas y no se puede confiar en las personas con más tiempo libre.

Las semanas laborales de cuatro días flotaron en la década de 1930

Nadie sugiere que los gobiernos malvados conspiren con jefes malvados para mantener ocupadas a las personas impotentes. Como historiador Benjamin Hunnicutt ha demostrado que había un interés significativo en las horas de trabajo más cortas en las décadas de 1920 y 30, cuando la semana de 30 horas se promocionaba como una forma de "compartir" el trabajo entre los ciudadanos desempleados y subempleados de la Gran Depresión.

Incluso los industriales WK Kellogg y Henry Ford apoyaron un día de seis horas porque creían que un mayor descanso generaría trabajadores más productivos. Pero la investigación de Hunnicutt en Trabajar sin fin revela que algunos empleadores redujeron los salarios cuando redujeron las horas de trabajo, y cuando los empleados contraatacaron, dejaron de exigir horas de trabajo más cortas y se centraron en cambio en los aumentos salariales.

En el complejo empuje y atracción del capitalismo, eventualmente incluso el New Deal, que influyó en la política y el discurso en Canadá, se alejó de sus primeras demandas de más tiempo libre hacia demandas de más trabajo.

Es muy posible que hagamos lo mismo en nuestro momento COVID-19, y suplica que lo pongan de nuevo a trabajar cinco días a la semana cuando todo esto termine.

Pero tenemos nuevas razones para considerar semanas de trabajo más cortas, y pueden ser más persuasivas. También es posible que finalmente hayamos renunciado a promesa falsa que trabajar más se traducirá en mejores vidas. La semana laboral de cuatro días podría ser otra idea descabellada que atraviese la ventana abierta de políticas de la pandemia.La conversación

Sobre el Autor

Karen Foster, profesora asociada, sociología y antropología social y catedrática de investigación en futuros rurales sostenibles para el Atlántico canadiense, La Universidad de Dalhousie

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

¡Haz click aquí! para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

El día del juicio final ha llegado para el Partido Republicano
by Robert Jennings, InnerSelf.com
El partido republicano ya no es un partido político pro estadounidense. Es un partido pseudopolítico ilegítimo lleno de radicales y reaccionarios cuyo objetivo declarado es interrumpir, desestabilizar y ...
Por qué Donald Trump podría ser el mayor perdedor de la historia
by Robert Jennings, InnerSelf.com
Actualizado el 2 de julio de 20020: toda esta pandemia de coronavirus está costando una fortuna, tal vez 2 o 3 o 4 fortunas, todas de tamaño desconocido. Ah, sí, y cientos de miles, tal vez un millón, de personas morirán ...
Ojos azules vs ojos marrones: cómo se enseña el racismo
by Marie T. Russell, InnerSelf
En este episodio de Oprah Show de 1992, la galardonada activista y educadora antirracista Jane Elliott enseñó a la audiencia una dura lección sobre el racismo al demostrar cuán fácil es aprender los prejuicios.
Un cambio vendrá...
by Marie T. Russell, InnerSelf
(30 de mayo de 2020) Mientras veo las noticias sobre los eventos en Filadelfia y otras ciudades del país, me duele el corazón por lo que está ocurriendo. Sé que esto es parte del gran cambio que está tomando ...
Una canción puede elevar el corazón y el alma
by Marie T. Russell, InnerSelf
Tengo varias formas que uso para despejar la oscuridad de mi mente cuando encuentro que se ha infiltrado. Una es la jardinería o pasar tiempo en la naturaleza. El otro es el silencio. Otra forma es leer. Y uno que ...