Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica

Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica Las plazas de las ciudades europeas medievales fueron testigos de la reapertura de las economías después de las plagas. (Shutterstock)

La muerte negra (1347-51) sociedad europea devastada. Escribiendo cuatro décadas después del evento, el monje y cronista inglés, Thomas Walsingham, comentó que "tanta miseria siguió a estos males que luego el mundo nunca podría volver a su estado anterior."

Este comentario medieval refleja una realidad vivida: un mundo al revés por el miedo masivo, el contagio y la muerte.

Todavía sociedad recuperada. La vida continuó a pesar de la incertidumbre. Pero no fue "lo de siempre" después: la amenaza de peste se mantuvo.

Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica El triunfo de la muerte de Pieter Bruegel el Viejo muestra un paisaje devastado donde la muerte está llevando a las personas indiscriminadamente como parecía durante una ola de peste. (Museo del Prado)

Recuperación lenta y dolorosa.

El mundo posterior a la Muerte Negra tenía "no ha sido mejorado por su renovación. " El monje francés, Guillaume de Nangis, lamentó que los hombres fueran más "tacaños y atroces", "codiciosos y pendencieros" e involucrados en más "peleas, disputas y pleitos".

La escasez de trabajadores después fue aguda. Lo contemporáneo Historia Roffensis señala que franjas de tierra en Inglaterra "permaneció sin cultivar, ”En un mundo dependiente de la producción agrícola.

Pronto se produjo una escasez de bienes, lo que obligó a algunos propietarios en el reino a alquileres más bajos o perdonados para mantener a sus inquilinos. "Si los trabajadores no trabajan", bromeó el predicador inglés Thomas Wimbledon, "los sacerdotes y los caballeros deben convertirse en cultivadores y pastores, o morir por falta de sustento corporal."


Obtenga lo último de InnerSelf


A veces, el estímulo vino por la fuerza. En 1349, el gobierno inglés emitió su Ordenanza de trabajadores, que legislaba a los hombres y mujeres sin discapacidad se les pagaría sueldos y salarios a la tasa anterior a la plaga de 1346.

Otras veces, la recuperación fue más orgánica. Según el fraile carmelita francés, Jean de Venette, "en todas partes las mujeres concibieron más fácilmente de lo habitual; ” ninguno era estéril y abundaban las mujeres embarazadas. Varios dieron a luz a gemelos y trillizos, señalando una nueva era después de una mortalidad tan grande.

Un enemigo común y familiar.

Entonces la plaga regresó. UNA segunda peste golpeó Inglaterra en 1361. Una tercera ola afectó a varios otros países en 1369. Le siguieron una cuarta y quinta ola en 1374-79 y 1390-93 respectivamente.

Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica Una pintura de Domenico Gargiulo de Nápoles muestra una ola de enfermedad que devastó la ciudad a mediados del siglo XVI.

La peste fue una característica constante en la vida medieval tardía y temprana. Entre 1348 y 1670, escribieron los historiadores Andrew Cunningham y Ole Peter Grell, fue un evento regular y recurrente:

"... a veces a través de vastas regiones, a veces solo en algunas localidades, pero sin omitir un solo enlace anual en esta cadena larga y triste."

La enfermedad afectó a comunidades, pueblos y ciudades con mayores riesgos para los centros urbanos. Con su población densa, Londres apenas estaba libre de enfermedades con grandes brotes en 1603, 1625, 1636 y la "Gran Plaga" de 1665, que reclamó 15 por ciento de la población de la ciudad.

Ninguna generación escapó a su ira.

Controlando el desastre

Los gobiernos no fueron tímidos en sus respuestas. Si bien su experiencia nunca pudo evitar un brote, su manejo de la enfermedad trató de mitigar futuros desastres.

Reina Isabel I Orden de peste de 1578 implementó una serie de controles para apoyar a los infectados y sus familias. En toda Inglaterra, una iniciativa del gobierno garantizó que las personas infectadas no abandonaran sus hogares para alimentarse o trabajar.

También se construyeron pesthous para albergar a los enfermos y proteger a los sanos. En 1666, el rey Carlos II ordenó cada pueblo y ciudad "estar preparado en caso de que estalle alguna infección. " Si se descubriera a una persona infectada, la sacarían de la casa y de la ciudad mientras la primera permanecía cerrada durante 40 días, con una cruz roja y el mensaje "Señor, ten misericordia de nosotros"Pegado a la puerta.

En algunos casos, barreras o cordones sanitarios, se construyeron alrededor de comunidades infectadas. Pero a veces hicieron más daño que bien. Según el historiador de la Ilustración Jean-Pierre Papon, a los residentes de la ciudad provenzal de Digne en 1629 se les impidió salir, enterrar a sus muertos y construir cabinas donde de otro modo podrían haberse aislado de forma segura de la enfermedad.

Estado y autoridad moral

La experiencia y las medidas regulatorias no siempre fueron efectivas.

La gran plaga que azotó la ciudad sureña francesa de Marsella entre 1720 y 1722 mató a un 100,000 personas estimadas. Tras la llegada del Grand Saint-Antoine, un barco mercante que regresa del Levante, "cuidado y remedios adecuados"Para evitar las consecuencias fatales de esta enfermedad se retrasaron e ignoraron. La enfermedad se extendió a todas partes de la ciudad.

Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica La obra de 1721 del artista francés Michel Serre muestra una vista del ayuntamiento de Marsella durante el brote de peste de la ciudad el año anterior. (Museo de Bellas Artes de Marsella)

La plaga comenzó a arder allí en cuestión de semanas. Un médico corrupto, falsas cuentas de salud, presiones políticas y económicas para descargar la mercancía del barco y funcionarios corruptos que investigan la propagación inicial de la enfermedad, todo contribuyó a un desastre que difícilmente podría contenerse en el sur de Francia.

Los hospitales estaban saturados, incapaces de "recibir la gran cantidad de enfermos que llegaron a ellos en multitudes". Al ejercer "doble diligencia", las autoridades construyeron nuevos hospitales en los callejones, "instalaron grandes carpas" en las afueras de la ciudad y las llenaron con "tantas camas de paja como sea posible podrían permanecer allí."

Temeroso de la transmisión en sus costas, el gobierno inglés actualizó rápidamente sus medidas de protección. los Ley de cuarentena de 1721 amenazó con violencia, encarcelamiento o muerte a cualquiera que intentara escapar del confinamiento forzado, o a aquellos que se niegan a obedecer las nuevas restricciones.

Las olas de peste de la Europa medieval también requerían un plan de acción económica Un retrato de Edmund Gibson, el obispo de Londres, atribuido al retratista inglés John Vanderbank. (Biblioteca Bodleian, Universidad de Oxford)

Algunos consideraron estas medidas innecesarias. "La infección puede haber matado a miles", escribió un autor anónimo, "pero callar ha matado a sus diez mil ..."

Edmund Gibson, obispo de Londres y apologista del gobierno, no estuvo de acuerdo. "Cuando la enfermedad es desesperada", escribió, "el remedio también debe serlo". Como tal, escribió, no tenía sentido habitar "sobre los derechos y libertades, y la facilidad y conveniencia de la humanidad, cuando había peste sobre nuestras cabezas."

La dislocación social fue un resultado inevitable, un mal necesario. Pero como nos recuerdan las experiencias medievales y las primeras experiencias modernas con la peste, no es un elemento permanente.La conversación

Sobre el Autor

Kriston R. Rennie, miembro visitante del Pontificio Instituto de Estudios Medievales de Toronto y profesor asociado de Historia Medieval, La Universidad de Queensland

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haga clic aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

Mascota para la pandemia y tema musical para el aislamiento social
by Marie T. Russell, InnerSelf
Me encontré con una canción recientemente y mientras escuchaba la letra, pensé que sería una canción perfecta como "tema musical" para estos tiempos de aislamiento social. (Letras debajo del video).
Dejar que Randy canalice mi furia
by Robert Jennings, InnerSelf.com
(Actualizado 4-26) No he podido escribir correctamente una cosa que estoy dispuesto a publicar este último mes. Verán que estoy furioso. Solo quiero arremeter.
Anuncio de servicio de Plutón
by Robert Jennings, InnerSelf.com
(actualizado 4/15/2020) Ahora que todos tienen tiempo para ser creativos, no se sabe lo que encontrará para entretener a su yo interior.
El lado luminoso del psicoanálisis del conejito de pascua
by Marie T. Russell, InnerSelf
En InnerSelf alentamos la introspección, por lo que nos complace ver que incluso el Conejo de Pascua ha buscado ayuda para comprender sus hábitos y compulsiones.
Marianne Williamson reflexiona sobre la pandemia de coronavirus
by Marie T. Russell, InnerSelf
Reflexiones de Marianne Williamson sobre la actual pandemia de coronavirus el 31 de marzo de 2020.