¿Podría el coronavirus desencadenar realmente una recesión?

¿Podría el coronavirus desencadenar realmente una recesión? El coronavirus parece estar en curso de colisión con la economía estadounidense y su mercado alcista de 12 años. Foto AP / Ng Han Guan

Crecen los temores de que el nuevo coronavirus infectará la economía estadounidense.

Un importante índice del mercado de valores de EE. UU. publicó su mayor caída de dos días en el registro, borrando todas las ganancias de los dos meses anteriores; compañías como Apple y Walmart han estado advirtiendo de posibles pérdidas de ventas de COVID-19 y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades les dijo a los estadounidenses que se prepararan para que el brote se extienda a los Estados Unidos, con consecuencias desconocidas pero potencialmente "malas".

Últimamente, muchas personas me han preguntado, como un economista, una pregunta que no he escuchado en años: ¿podría un virus realmente enviar a las economías global y estadounidense a la recesión, o algo peor? Dicho de manera más pertinente, ¿COVID-19 desencadenará un colapso económico?

¿Podría el coronavirus desencadenar realmente una recesión? El Auditorio Municipal de Oakland se utilizó como hospital temporal durante la pandemia de 1918, que infectó a 1 de cada 3 personas. Underwood Archives / Getty Images

Lo que puede hacer un virus

La preocupación es comprensible; Los virus son cosas aterradoras. He leído mi parte de thrillers médicos basados ​​en algunos nuevos virus se están extendiendo por todo el mundo matando a millones, destruyendo negocios y casi terminando la civilización hasta que los héroes, súper o no, lo contengan en el último minuto.

Si bien estas son obras de ficción, solo tenemos que mirar hacia atrás 100 años para encontrar un ejemplo real de lo que puede hacer un virus no controlado.

El Pandemia de influenza 1918-1919, también conocida como gripe española, mató al menos a 50 millones de personas en todo el mundo, con algunas estimaciones poniendo el número tan alto como 100 millón. En los Estados Unidos, casi 1 de cada 3 personas se infectaron y 500,000 murieron. Incluso para los que sobrevivieron, hubo numerosos casos de discapacidad física a largo plazo.


Obtenga lo último de InnerSelf


Afortunadamente, los impactos económicos adversos fueron de corta duración. Sin embargo, con el mundo más móvil e interconectado de hoy, algunos sugieren una pandemia a gran escala. sería mucho más severo, con costos en billones.

Hasta la fecha, las muertes por el coronavirus han sido muy pequeñas, totalizando poco más de 2,700 en todo el mundo, de más de 80,000 casos conocidos, o solo alrededor del 3.4%. Casi todas las muertes han sido en China, donde se detectó el virus por primera vez. Las acciones rápidas para poner en cuarentena a las personas infectadas probablemente han limitado la propagación.

Sin embargo, incluso si las tasas de mortalidad son relativamente bajas, la economía aún puede sufrir. Es probable que estos impactos económicos se presenten en cuatro formas: escasez de productos de China, ventas reducidas a China, una caída en el gasto del consumidor debido a los temores sobre el virus y la caída de los precios de las acciones.

Permítanme evaluar el impacto potencial de cada uno, pero tenga en cuenta que todos están interconectados y que una caída en uno solo puede afectar a los demás.

Escasez de productos

El Importaciones estadounidenses de más de 500 mil millones de dólares en productos cada año desde China, desde teléfonos inteligentes y televisores hasta ropa y piezas de máquinas. Las personas enfermas en China no pueden trabajar, lo que significa que no pueden fabricar productos. Cerrar partes del país de otras áreas también reduce la producción.

La disponibilidad reducida de productos chinos podría desacelerar algunos segmentos de la economía de los EE. UU., Siendo las industrias de computadoras y electrónica las más vulnerables. Por ejemplo, muchos teléfonos inteligentes vendidos en los EE. UU. Se ensamblan en China. Aunque los minoristas de EE. UU. Tienen algún inventario, es probable que se presente una escasez si la pandemia persiste.

Los estadounidenses ya están comenzando a ver algunos impactos: por ejemplo, en la escasez de docenas de drogas y otros productos médicos y tiempos de espera más largos para una variedad de productos como bicicletas y juegos de mesa.

Es demasiado pronto para decir qué tan grave se volverá, pero la dependencia de las cadenas de suministro de Estados Unidos en China es una preocupación importante. Muestra cómo algo como el coronavirus podría convertirse en un gran problema en la economía moderna.

Las ventas pueden recibir un golpe

Por otro lado, Las compañías estadounidenses venden más de $ 100 mil millones en productos a China anualmente, siendo la tecnología más importante como chips de computadora y productos agrícolas como la soya.

Estos sectores ya se han visto afectados por los aranceles impuestos por China durante el Guerra comercial entre EE. UU. Y China de los últimos dos años. El reciente deshielo en el conflicto - y un trato limitado con China - había creado optimismo para las fábricas y granjas de EE. UU. Al aumentar las ventas a la vuelta de la esquina.

Esa esquina puede ser más difícil de alcanzar como resultado del brote de coronavirus y su impacto significativo en la economía china. Más empresas estadounidenses ahora están preocupados sobre sus ventas a China como resultado.

Los consumidores siguen gastando

En última instancia, más que nada, el gasto de los consumidores impulsa la economía de Estados Unidos, representa aproximadamente el 70% de crecimiento Los economistas, los formuladores de políticas y los comerciantes observarán de cerca las medidas para ayudarlos a comprender cuán preocupados deberían estar.

Disminuciones significativas en el gasto son generalmente la causa más directa de una recesión y a menudo señalan la caída de los ingresos y un mayor desempleo. Pero los consumidores también reducen el gasto como resultado del miedo, como cuando ven a los comerciantes entrar en pánico en Wall Street. Es decir, nada realmente malo tiene que suceder para reducir el gasto, y este pellizco inducido por el miedo puede tener consecuencias en el mundo real e incluso desencadenar una recesión.

Vimos esto suceder con el virus del SARS en 2003, que resultó en 700 muertes en todo el mundo. La confianza del consumidor sobre el futuro disminuyó, y también lo hizo el gasto, especialmente en productos duraderos como electrodomésticos, vehículos y muebles. Afortunadamente, la caída fue de corta duración y no se produjo una recesión.

Aunque las muertes relacionadas con el coronavirus ya superan a las del SARS, la confianza del consumidor aún no se ha visto afectada. Los últimos datos, publicados el 25 de febrero, lo muestran continuó aumentando en febrero, aunque a un ritmo más lento de lo esperado y basado en una encuesta realizada antes del desvanecimiento reciente del mercado de valores. Y medidas de gasto del consumidor como ventas minoristas también siguen creciendo, si a un ritmo moderado.

Además, podría haber dos compensaciones positivas del virus que impulsarán a los consumidores. Uno es un reducción en las tasas de interés eso ya ocurrió y será una buena noticia para las personas que piden dinero prestado para una casa o vehículo. El segundo es un gota en aceite - y, en última instancia, el gas - precios que significarán menos dinero a pagar en la bomba.

Por lo tanto, parece que, por ahora, los consumidores están más centrados en los empleos, los ingresos y los precios del gas que en COVID-19.

¿Podría el coronavirus desencadenar realmente una recesión? Los comerciantes comienzan a preocuparse por el impacto económico del brote de coronavirus. Spencer Platt / Getty Images

Un camino rocoso para las existencias

Por último, veamos el impacto en las existencias.

Una cosa comerciantes e inversores absolutamente no me gusta es la incertidumbre. Y eso es lo que tenemos ahora: nadie, ni siquiera yo, sabe qué tan grave será el brote o cuál será el impacto en las empresas, los consumidores y la economía.

Hasta que tengamos una buena idea de cuánto se propagará el virus y si los esfuerzos de contención serán exitosos, los mercados podrían seguir tambaleándose. El promedio industrial Dow Jones cayó 6.6% el 24 y 25 de febrero en su peor caída, terminando un mercado alcista que duró 12 años.

Una caída de la bolsa de valores podría afectar a la economía real de varias maneras, incluso minando la confianza del consumidor y reduciendo sus gastos.

Pero del mismo modo que un episodio de malas noticias puede hacer que los mercados caigan en picada, una razón para el optimismo podría causar un repunte igual de rápido.

Prepárese para el impacto y la incertidumbre

Por ahora, todos (comerciantes, empresas, consumidores) tenemos que vivir con incertidumbre, sin saber lo mal que se pondrá.

Lo mejor que todos podemos hacer es monitorear la situación y tomar precauciones para evitar su propagación - Y prepárate si es así.

Una medida clave para observar es la tendencia en el número de casos nuevos reportados en todo el mundo. Una reducción es a menudo una señal de que el virus sigue su curso. Sin embargo, un salto en los casos podría ser motivo de alarma, especialmente si el aumento es grande.

Las empresas e industrias en los EE. UU. Que tienen fuertes lazos con China u otros países con infecciones graves podrían tener un camino difícil por delante, pero con suerte los desafíos durarán semanas o meses, no años. Mientras los consumidores estadounidenses continúen gastando, la economía continuará expandiéndose y hay poco riesgo de recesión. Sin embargo, si el mercado bursátil cae aún más, todas las apuestas pueden ser canceladas.

Sobre el Autor

Michael Walden, profesor y economista de extensión, Universidad Estatal de Carolina del Norte

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haga clic aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

Una canción puede elevar el corazón y el alma
by Marie T. Russell, InnerSelf
Tengo varias formas que uso para despejar la oscuridad de mi mente cuando encuentro que se ha infiltrado. Una es la jardinería o pasar tiempo en la naturaleza. El otro es el silencio. Otra forma es leer. Y uno que ...
Por qué Donald Trump podría ser el mayor perdedor de la historia
by Robert Jennings, InnerSelf.com
Toda esta pandemia de coronavirus está costando una fortuna, tal vez 2 o 3 o 4 fortunas, todas de tamaño desconocido. Ah, sí, y cientos de miles, quizás un millón, de personas morirán prematuramente como consecuencia directa ...
Mascota de la pandemia y tema musical para el distanciamiento y aislamiento social
by Marie T. Russell, InnerSelf
Me encontré con una canción recientemente y mientras escuchaba la letra, pensé que sería una canción perfecta como "tema musical" para estos tiempos de aislamiento social. (Letras debajo del video).
Dejar que Randy canalice mi furia
by Robert Jennings, InnerSelf.com
(Actualizado 4-26) No he podido escribir correctamente una cosa que estoy dispuesto a publicar este último mes. Verán que estoy furioso. Solo quiero arremeter.
Anuncio de servicio de Plutón
by Robert Jennings, InnerSelf.com
(actualizado 4/15/2020) Ahora que todos tienen tiempo para ser creativos, no se sabe lo que encontrará para entretener a su yo interior.