La historia del fin de semana de dos días ofrece lecciones para las llamadas de hoy para una semana de cuatro días

La historia del fin de semana de dos días ofrece lecciones para las llamadas de hoy para una semana de cuatro días La industria del ocio lideró una de las muchas campañas para liberar a las personas de trabajar los sábados por la tarde.

La idea de reducir la semana laboral de un promedio de cinco días a cuatro es ganando tracción en todo el mundo. Las empresas y los políticos han estado considerando cambiar a menos, pero a más horas productivas dedicadas a trabajar. Pero la idea tiene también ha sido ridiculizado.

Como historiador del ocio, me parece que hay una serie de paralelos entre los debates de hoy y los que tuvieron lugar en el siglo XIX cuando el fin de semana, como ahora sabemos, se introdujo por primera vez. Tener sábados y domingos fuera del trabajo es en realidad un fenómeno relativamente moderno.

A lo largo del siglo XIX, la legalización del gobierno redujo las horas de trabajo en las fábricas y prescribió descansos regulares. Pero el fin de semana no surgió simplemente de la legislación gubernamental, sino que fue moldeado por una combinación de campañas. Algunos fueron liderados por movimientos de vacaciones de medio día, otros por sindicatos, empresas comerciales de ocio y los propios empleadores. La formación del fin de semana en Gran Bretaña fue un asunto irregular y desigual que tuvo que superar las tradiciones populares no oficiales que pincharon la semana laboral durante el siglo XIX.

'Santo lunes'

Durante gran parte del siglo XIX, por ejemplo, los trabajadores artesanos calificados adoptaron sus propios ritmos de trabajo, ya que a menudo contrataban espacios de talleres y eran responsables de producir artículos para su comprador semanalmente. Esto dio lugar a la práctica de "San Lunes". Si bien el lunes santo imitaba las fiestas religiosas del día santo, en realidad era una práctica completamente secular, instigada por los trabajadores para proporcionar un descanso prolongado en la semana laboral.

Trabajaron intensamente desde el martes para terminar los productos el sábado por la noche para poder disfrutar el domingo como feriado legítimo, pero también tomaron los lunes libres para recuperarse del sábado por la noche y los excesos del día anterior. A mediados del siglo XIX, Saint Monday era una institución popular en la sociedad británica. Tanto es así que el ocio comercial, como salas de música, teatros y salones de canto, organizó eventos en estas vacaciones no oficiales.

La historia del fin de semana de dos días ofrece lecciones para las llamadas de hoy para una semana de cuatro días El período victoriano generó una serie de salas de música, como el Canterbury Hall en Londres. La gente juega


Obtenga lo último de InnerSelf


Los trabajadores en el sistema de fábrica temprano también adoptaron la tradición de San Lunes, a pesar de que los fabricantes se oponían constantemente a la práctica, ya que perjudicaba la productividad. Pero los trabajadores tenían una devoción religiosa a la fiesta no oficial, lo que dificultaba que los maestros rompieran el hábito. Continuó prosperando en las décadas de 1870 y 1880.

No obstante, los organismos religiosos y los sindicatos estaban dispuestos a inculcar unas vacaciones más formales en la semana laboral. Los cuerpos religiosos argumentaron que un descanso el sábado mejoraría la "cultura mental y moral" de la clase trabajadora. Por ejemplo, en 1862, el reverendo George Heaviside captó el tono optimista de muchos líderes religiosos cuando, escribiendo en el periódico Coventry Herald, afirmó que un fin de semana permitiría una fuerza laboral renovada y una mayor asistencia a la iglesia los domingos.

Los sindicatos, mientras tanto, querían asegurar una pausa más formalizada en la semana laboral que no dependiera de la costumbre. De hecho, la creación del fin de semana todavía se cita como un orgulloso logro en la historia sindical.

En 1842 un grupo de campaña llamado el Asociación de cierre temprano se formó. Pidió al gobierno que mantuviera el sábado por la tarde libre para el ocio de los trabajadores a cambio de un día completo de trabajo el lunes. La asociación estableció sucursales en ciudades manufactureras clave y su membresía provenía de las élites civiles locales, los fabricantes y el clero. Se alentó a los empleadores a establecer sábados de medio día, ya que la Asociación de Cierre Temprano argumentó que fomentaría una fuerza laboral sobria y trabajadora.

La historia del fin de semana de dos días ofrece lecciones para las llamadas de hoy para una semana de cuatro días Los sábados de medio día fueron vistos como una forma de mejorar la productividad. Shutterstock

Los sindicatos y los grupos de temperancia de los trabajadores también vieron el sábado de medio día como un vehículo para avanzar en la respetabilidad de la clase trabajadora. Se esperaba que rehuyeran la embriaguez y los deportes brutales como las peleas de gallos, que tradicionalmente se habían asociado con Saint Monday.

Para estos activistas, el sábado por la tarde se destacó como el día en que las clases trabajadoras podían disfrutar de "recreación racional", una forma de ocio diseñada para sacar al trabajador de la casa pública y llevarlo a actividades educativas y elevadoras. Por ejemplo, en Birmingham durante la década de 1850, la asociación escribió en el periódico Daily News que los sábados por la tarde beneficiarían a hombres y mujeres que podrían:

Haga un viaje al país, o aquellos que se deleitan en la jardinería, o cualquier otra actividad que requiera luz del día, podrían emplear su medio sábado de manera útil, en lugar de trabajar en sábado; o podrían emplear su tiempo en mejoras mentales o físicas.

Oportunidad de negocio

En todo el país, una floreciente industria del ocio vio el nuevo medio día del sábado como una oportunidad de negocio. Los operadores de trenes aceptaron la idea, cobrando tarifas reducidas para los excursionistas al campo los sábados por la tarde. Con un número creciente de empleadores que adoptaron el sábado de medio día, los teatros y las salas de música también cambiaron su entretenimiento estrella de lunes a sábado por la tarde.

Quizás la actividad de ocio más influyente para ayudar a forjar la semana moderna fue la decisión de organizar partidos de fútbol el sábado por la tarde. La "moda del fútbol", como se la llamó, despegó en la década de 1890, justo cuando la nueva semana laboral comenzaba a tomar forma. Por lo tanto, los sábados por la tarde se convirtieron en unas vacaciones muy atractivas para los trabajadores, ya que facilitaron las excursiones baratas y las nuevas formas de ocio.

La historia del fin de semana de dos días ofrece lecciones para las llamadas de hoy para una semana de cuatro días La concurrida final de 1901 FA Cup. Wikimedia Commons

La adopción del fin de semana moderno no fue rápida ni uniforme, ya que, en última instancia, la decisión de una fábrica de adoptar el medio día del sábado recayó en el fabricante. Las campañas para un fin de semana establecido habían comenzado en la década de 1840, pero no obtuvo una adopción generalizada durante otros 50 años.

A fines del siglo XIX, hubo un impulso irresistible para marcar el sábado por la tarde y el domingo como fin de semana. Si bien tenían sus diferentes razones, los empleadores, los grupos religiosos, el ocio comercial y los trabajadores vieron el sábado por la tarde como un descanso ventajoso en la semana laboral.

Esto sentó las bases para el fin de semana completo de 48 horas como lo conocemos ahora, aunque esto solo se estableció en la década de 1930. Una vez más, fue aceptado por los empleadores que descubrieron que el descanso completo del sábado y el domingo absentismo reducido y eficiencia mejorada.La conversación

Sobre el Autor

Brad Beaven, profesor de historia social y cultural, Universidad de Portsmouth

Este artículo se republica de La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el articulo original.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

¡Haz click aquí! para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

¡Haz click aquí! para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak

DE LOS EDITORES

Perspectivas animales sobre el virus Corona
by Nancy Windheart
En esta publicación, comparto algunas de las comunicaciones y transmisiones de algunos de los maestros de sabiduría no humanos con los que he conectado sobre nuestra situación global, y en particular, el crisol de la ...
El día del juicio final ha llegado para el Partido Republicano
by Robert Jennings, InnerSelf.com
El partido republicano ya no es un partido político pro estadounidense. Es un partido pseudopolítico ilegítimo lleno de radicales y reaccionarios cuyo objetivo declarado es interrumpir, desestabilizar y ...
Por qué Donald Trump podría ser el mayor perdedor de la historia
by Robert Jennings, InnerSelf.com
Actualizado el 2 de julio de 20020: toda esta pandemia de coronavirus está costando una fortuna, tal vez 2 o 3 o 4 fortunas, todas de tamaño desconocido. Ah, sí, y cientos de miles, tal vez un millón, de personas morirán ...
Ojos azules vs ojos marrones: cómo se enseña el racismo
by Marie T. Russell, InnerSelf
En este episodio de Oprah Show de 1992, la galardonada activista y educadora antirracista Jane Elliott enseñó a la audiencia una dura lección sobre el racismo al demostrar cuán fácil es aprender los prejuicios.
Un cambio vendrá...
by Marie T. Russell, InnerSelf
(30 de mayo de 2020) Mientras veo las noticias sobre los eventos en Filadelfia y otras ciudades del país, me duele el corazón por lo que está ocurriendo. Sé que esto es parte del gran cambio que está tomando ...