El desastre de las tasas de interés negativas

El desastre de las tasas de interés negativas

El presidente Trump quiere tasas de interés negativas, pero serían desastrosas para la economía de EE. UU., Y sus objetivos se pueden lograr mejor por otros medios.

El dólar se fortaleció frente al euro en agosto, simplemente en previsión de que el Banco Central Europeo recortara aún más su tasa de interés clave en territorio negativo. Los inversores huían hacia el dólar, lo que provocó que el presidente Trump tuiteara en agosto 30, 2019:

El euro está cayendo frente al dólar "como loco", dándoles una gran ventaja de exportación y fabricación ... ¡Y la Fed no hace NADA!

Cuando el BCE recortó su tasa clave como se anticipó, de un 0.4% negativo a un 0.5% negativo, el presidente tuiteó en septiembre 11:

La Reserva Federal debería reducir nuestras tasas de interés a CERO, o menos, y luego deberíamos comenzar a refinanciar nuestra deuda. EL COSTO DE INTERÉS PODRÍA SER TRAVADO HACIA ABAJO, mientras que al mismo tiempo alarga sustancialmente el plazo.

Y en septiembre 12 tuiteó:

El Banco Central Europeo, actuando rápidamente, reduce las tasas de puntos básicos 10. Están intentando, y teniendo éxito, depreciar el euro frente al dólar MUY fuerte, perjudicando las exportaciones estadounidenses ... Y la Fed se sienta y se sienta y se sienta. ¡Les pagan por pedir dinero prestado, mientras nosotros pagamos intereses!


Obtenga lo último de InnerSelf


Sin embargo, no se ha demostrado que las tasas de interés negativas estimulen las economías que las han probado, y causarían estragos en la economía de los Estados Unidos, por razones exclusivas del dólar estadounidense. El BCE no ha recurrido a tasas de interés negativas para obtener una ventaja de exportación. Es para evitar que la Unión Europea se desmorone, algo que podría suceder si el Reino Unido se retira e Italia sigue su ejemplo, como lo ha amenazado. Si lo que Trump quiere son tasas de préstamos baratas para el gobierno federal de EE. UU., Hay una forma más segura y fácil de obtenerlas.

La verdadera razón por la que el BCE ha llegado a tasas de interés negativas

Wolf Richter clavó por qué el BCE se volvió negativo un artículo de septiembre de 18 en WolfStreet.com. Después de señalar que las tasas de interés negativas no han demostrado ser beneficiosas para ninguna economía en la que están actualmente en funcionamiento y han tenido efectos secundarios muy destructivos para las personas y los bancos, dijo:

Sin embargo, las tasas de interés negativas como seguimiento y adición al QE masivo fueron efectivas para mantener a la Eurozona unida porque permitieron a los países mantenerse a flote que no pueden, pero necesitarían, imprimir su propio dinero para mantenerse a flote. Lo hicieron haciendo que el financiamiento fuera abundante y casi gratis, o gratis, o más que gratis.

Esto incluye la deuda del gobierno italiano, que tiene un rendimiento negativo a través de vencimientos a tres años. ... El último recorte de tasas del BCE, minúsculo y controvertido como fue, fue diseñado para ayudar aún más a Italia para que no tuviera que abandonar el euro y salir de la zona euro.

Estados Unidos no necesita tasas de interés negativas para mantenerse unidos. Puede imprimir su propio dinero.

Los gobiernos miembros de la UE han perdido el poder soberano para emitir su propio dinero o pedir prestado dinero emitido por sus propios bancos centrales. El experimento fallido de la UE fue un intento monetarista de mantener una oferta monetaria fija, como si el euro fuera una mercancía de oferta limitada como el oro. Los bancos centrales de los países miembros no tienen el poder de rescatar a sus gobiernos ni a sus bancos locales en quiebra, como lo hizo la Fed para los bancos estadounidenses con una relajación cuantitativa masiva después de la crisis financiera de 2008. Antes de la crisis de deuda de la zona euro de 2011-12, incluso el Banco Central Europeo tenía prohibido comprar deuda soberana.

Las reglas cambiaron después de que Grecia y otros países del sur de Europa se metieron en serios problemas, enviando los rendimientos de los bonos (tasas de interés nominales) por las nubes. Pero el incumplimiento o la reestructuración de la deuda no se consideraba una opción; y en 2016, las nuevas normas de la UE requerían una "libertad bajo fianza" antes de que un gobierno pudiera rescatar a sus bancos en quiebra. Cuando un banco tenía problemas, las partes interesadas existentes, incluidos los accionistas, los acreedores junior y, a veces, incluso los acreedores y depositantes senior con depósitos que superaban el monto garantizado de € 100,000, debían asumir una pérdida antes de poder utilizar los fondos públicos. El gobierno italiano tuvo una idea de la posible reacción negativa cuando forzó las pérdidas a los tenedores de bonos de cuatro bancos pequeños. Una víctima fue noticia cuando se ahorcó y dejó una nota culpando a su banco, que se había llevado todos sus ahorros de € 100,000.

Mientras tanto, el plan de rescate que se suponía iba a transferir las pérdidas bancarias de los gobiernos a los acreedores y depositantes bancarios sirvió para ahuyentar a los depositantes e inversores, haciendo que los bancos inestables sean aún más inestables. Peor aún, los requisitos de capital elevados hicieron prácticamente imposible que los bancos italianos recaudaran capital. En lugar de coquetear con otro desastre de rescate, Italia estaba lista para hacer alarde de las normas de la UE o abandonar la Unión.

El BCE finalmente se subió al carro de la flexibilización cuantitativa y comenzó a comprar deuda pública junto con otros activos financieros. Al comprar deuda con intereses negativos, no solo está liberando a los gobiernos de la UE de su carga de intereses, sino que está extinguiendo lentamente la deuda misma.

Eso explica el BCE, pero ¿por qué los inversores compran estos bonos? De acuerdo a John Ainger en Bloomberg:

Los inversores están dispuestos a pagar una prima, y ​​en última instancia sufrir una pérdida, porque necesitan la fiabilidad y la liquidez que proporcionan el gobierno y los bonos corporativos de alta calidad. Los grandes inversores como los fondos de pensiones, las aseguradoras y las instituciones financieras pueden tener pocos otros lugares seguros para almacenar su riqueza.

En resumen, son compradores cautivos. Los bancos están obligados a mantener valores gubernamentales u otros "activos líquidos de alta calidad" bajo las reglas de capital impuestas por la Junta de Estabilidad Financiera en Suiza. Dado que los bancos de la UE ahora deben pagar al BCE para mantener sus reservas bancarias, también pueden tener deuda soberana de rendimiento negativo, que pueden vender con ganancias si las tasas caen aún más.

Lobo richter comentarios:

Los inversores que compran estos bonos esperan que los bancos centrales se los quiten de sus manos a rendimientos aún más bajos (y precios más altos). Nadie está comprando un bono negativo a largo plazo para mantenerlo hasta su vencimiento.

Bueno, lo digo, pero estos son administradores de dinero profesionales que compran dichos instrumentos, o que tienen que comprarlos debido a su asignación de activos y requisitos fiduciarios, y realmente no les importa. Es el dinero de otras personas, y van a cambiar de trabajo o ser promovidos o comenzar un restaurante o algo así, y se irán de allí en un par de años. Après moi le déluge.

Por qué los Estados Unidos no pueden volverse negativos y qué puede hacer en su lugar

Estados Unidos no necesita tasas de interés negativas, porque no tiene los problemas de la UE, pero sí tiene otros problemas exclusivos del dólar estadounidense que podrían significar un desastre si se aplicaran tasas negativas.

Primero está el mercado masivo de fondos del mercado monetario, que son más importante al funcionamiento diario del mercado en los EE. UU. que en Europa y Japón. Si las tasas de interés se vuelven negativas, los fondos podrían ver salidas de gran escala, lo que podría interrumpir la financiación a corto plazo para empresas, bancos e incluso para la Tesorería. Los consumidores también podrían enfrentar nuevos cargos para compensar las pérdidas bancarias.

En segundo lugar, el dólar estadounidense está inextricablemente vinculado al mercado de intereses. tasa de derivados, que actualmente está valorada en más de $ 500 billones. Como analista propietario Rob Kirby explica, la economía colapsaría si las tasas de interés fueran negativas, porque los bancos que tienen el lado de tasa fija de los swaps también tendrían que pagar el lado de tasa flotante. El mercado de derivados caería como una pila de fichas de dominó y se llevaría a la economía estadounidense.

Quizás en reconocimiento tácito de esos problemas, El presidente de la Fed, Jay Powell, respondió a una pregunta sobre tasas de interés negativas en septiembre 18:

Las tasas de interés negativas [son] algo que observamos durante la crisis financiera y decidimos no hacer. Después de llegar al límite inferior efectivo [tasa de fondos federales efectivos casi cero], elegimos hacer una gran cantidad de orientación agresiva hacia adelante y también compras de activos a gran escala. ...

Y si volviéramos a encontrarnos en alguna fecha futura en el límite inferior efectivo, no es algo que esperamos, entonces creo que consideraríamos usar compras de activos a gran escala y orientación a futuro.

No creo que consideremos usar tasas negativas.

Suponiendo que las compras de activos a gran escala realizadas en alguna fecha futura fueran de valores federales, el gobierno federal estaría financiando su deuda prácticamente sin intereses, ya que la Fed devuelve sus ganancias al Tesoro después de deducir sus costos. Y si los bonos se transfirieran a la fecha de vencimiento y la Reserva Federal los mantuviera indefinidamente, el dinero se podría obtener no solo sin intereses sino también sin deudas. Esa no es una teoría radical, pero es lo que realmente está sucediendo con las compras de bonos de la Fed en su QE anterior. Cuando intentó deshacerse de esas compras el otoño pasado, el resultado fue una crisis del mercado de valores. La Fed está aprendiendo que QE es una calle de sentido único.

El problema bajo la ley existente es que ni el presidente ni el Congreso tienen control sobre si la Fed "independiente" compra valores federales. Pero si Trump no puede lograr que Powell acepte durante el almuerzo estos acuerdos, el Congreso podría enmendar la Ley de la Reserva Federal para exigir que la Fed trabaje con el Congreso para coordinar la política fiscal y monetaria. Esto es lo que La ley bancaria de Japón requiere, y ha tenido mucho éxito bajo el primer ministro Shinzō Abe y "Abenomics". También es lo que propuso un equipo de ex banqueros centrales liderado por Philipp Hildebrand en conjunto con la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole del mes pasado, después de reconocer a los banqueros centrales. Las herramientas habituales no funcionaban. Bajo su propuesta, los tecnócratas del banco central estarían a cargo de asignar los fondos, pero mejor sería el modelo japonés, que deja al gobierno federal en control de la asignación de fondos de política fiscal.

El Banco de Japón ahora posee casi la mitad de la deuda federal de Japón, un movimiento radical que no ha desencadenado la hiperinflación como predijeron directamente los economistas monetaristas. De hecho, el Banco de Japón no puede lograr que la tasa de inflación del país alcance su modesto objetivo de 2 por ciento. A partir de agosto, la tasa fue extremadamente baja de 0.3%. Si la Reserva Federal hiciera lo mismo y comprara 50% de la deuda del gobierno de EE. UU., El Tesoro podría aumentar sus arcas en $ 11 billones en dinero sin intereses. Y si la Reserva Federal continuara transfiriendo la deuda, el Congreso y el presidente podrían obtener estos $ 11 billones no solo sin intereses sino también sin deudas. El presidente Trump no puede obtener un mejor trato que ese.

Sobre el Autor

marrón EllenEllen Brown es abogada, fundadora de Instituto de Banca Públicay autor de doce libros, incluido el best-seller Web de la Deuda. En La solución Banco Público, Su último libro, que explora los modelos de banca pública exitosas históricamente y en el mundo. Su 200 + artículos del blog están en EllenBrown.com.

Libros de este autor

Web of Debt: The Shocking Truth about Our Money System y cómo podemos liberarnos de Ellen Hodgson Brown.Web of Debt: La asombrosa verdad sobre nuestro sistema de dinero y cómo podemos liberarnos
por Ellen Hodgson Brown.

Haga clic aquí para más información y / o para solicitar este libro.

La solución del banco público: de la austeridad a la prosperidad de Ellen Brown.La solución del banco público: de la austeridad a la prosperidad
por Ellen Brown.

Haga clic aquí para más información y / o para solicitar este libro.

Medicina prohibida: ¿se suprime el tratamiento efectivo contra el cáncer no tóxico? por Ellen Hodgson Brown.Medicina prohibida: ¿se suprime el tratamiento efectivo contra el cáncer no tóxico?
por Ellen Hodgson Brown.

Haga clic aquí para más información y / o para solicitar este libro.

Libros recomendados:

El capital en el siglo XXI
por Thomas Piketty. (Traducido por Arthur Goldhammer)

Capital en el siglo XXI encuadernado en rústica por Thomas Piketty.In Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty analiza una colección única de datos de veinte países, que datan del siglo XVIII, para descubrir patrones económicos y sociales clave. Pero las tendencias económicas no son actos de Dios. La acción política ha frenado las peligrosas desigualdades en el pasado, dice Thomas Piketty, y puede volver a hacerlo. Una obra de extraordinaria ambición, originalidad y rigor, El capital en el siglo XXI reorienta nuestra comprensión de la historia económica y nos confronta con lecciones aleccionadoras para hoy. Sus hallazgos transformarán el debate y establecerán la agenda para la próxima generación de pensamiento sobre la riqueza y la desigualdad.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza
por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.

La fortuna de la naturaleza: cómo prosperan los negocios y la sociedad invirtiendo en la naturaleza por Mark R. Tercek y Jonathan S. Adams.¿Cuál es la naturaleza vale la pena? La respuesta a esta pregunta, que tradicionalmente se ha enmarcado en términos ambientales, está revolucionando la forma de hacer negocios. En El Tesoro de la naturaleza, Mark Tercek, CEO de The Nature Conservancy y ex banquero de inversiones, y el escritor científico Jonathan Adams argumentan que la naturaleza no solo es la base del bienestar humano, sino también la inversión comercial más inteligente que cualquier empresa o gobierno puede hacer. Los bosques, las llanuras de inundación y los arrecifes de ostras, a menudo vistos simplemente como materias primas o como obstáculos a despejar en nombre del progreso, son, de hecho, tan importantes para nuestra prosperidad futura como la tecnología o la ley o la innovación empresarial. El Tesoro de la naturaleza ofrece una guía esencial para el bienestar económico y ambiental del mundo.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.


Más allá de la indignación: ¿Qué ha ido mal en nuestra economía y nuestra democracia, y cómo solucionarlo -- Robert B. Reich

Más allá de la indignaciónEn este oportuno libro, Robert B. Reich sostiene que nada bueno sucede en Washington a menos que los ciudadanos estén energizadas y organizados para asegurarse de que los actos de Washington, en el bien público. El primer paso es ver el panorama completo. Más allá de la indignación conecta los puntos, demostrando por qué la proporción cada vez mayor de la renta y de la riqueza va a la parte superior ha afectado empleo y crecimiento para todos los demás, lo que socava nuestra democracia; causado a los estadounidenses a ser cada vez más cínica de la vida pública, y resultó que muchos estadounidenses contra otros. También explica por qué las propuestas del "derecho regresivo" está totalmente equivocado y proporciona una hoja de ruta clara de lo que debe hacerse en su lugar. He aquí un plan de acción para todo el mundo que se preocupa por el futuro de América.

Haga clic aquí para más información o para solicitar este libro en Amazon.


Esto lo cambia todo: Ocupe Wall Street y el 99% Movement
por Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.

Esto lo cambia todo: ¡Ocupe Wall Street y el 99% Movement de Sarah van Gelder y personal de YES! Revista.Esto lo cambia todo muestra cómo el movimiento Ocupar está cambiando la forma en que las personas se ven a sí mismas y al mundo, el tipo de sociedad que creen que es posible y su propia participación en la creación de una sociedad que funcione para 99% en lugar de solo 1%. Los intentos de encasillar este movimiento descentralizado y de rápida evolución han llevado a la confusión y la percepción errónea. En este volumen, los editores de ¡SÍ! Revista Reunir voces de dentro y fuera de las protestas para transmitir los problemas, las posibilidades y las personalidades asociadas con el movimiento Occupy Wall Street. Este libro presenta contribuciones de Naomi Klein, David Korten, Rebecca Solnit, Ralph Nader y otros, así como activistas de Occupy que estuvieron allí desde el principio.

Haga clic aquí para obtener más información y / o para solicitar este libro en Amazon.



enafarzh-CNzh-TWnltlfifrdehiiditjakomsnofaptruessvtrvi

seguir a InnerSelf en

facebook-icontwitter-iconrss-icon

Obtenga lo último por correo electrónico

{Off} = emailcloak